jueves, noviembre 01, 2007

Pensamientos sobre la patria

Hace algún tiempo, me encontraba en las calles de nuestro hermoso centro histórico y me dirigí a comer unas buenas empanadas argentinas (Comercial: muy buenas por cierto,quien guste se encuentran sobre 5 de mayo, casi llegando al Banco de México, los choripanes también son re-sabrosos) y estando ahi, me encontre con una amena charla entre la chica que atendía(argentina de nacionalidad) y un comensal (mexicano) estaban platicando sobre los paises y que si la cultura y como era Buenos Aires y el D.F. y cosas por el estilo, yo escuchaba atento a la conversación; ahora no recuerdo exactamente como fue el asunto, el punto es que entré a la platica y una de las cosas que se comentaban eran en referencia a que el mexicano es anti-mexicano, por asi decirlo, que es curioso que si llega un extranjero lo tratamos como rey y no sucedía lo mismo con los conacionales, es más hasta lo haciamos menos.

En fin en eso transcurría la platica y pues yo le comente que yo me senía (y siento) muy orgulloso de la hospitalidad y calidez mexicana, que la verdad es algo que nos distingue y caracteriza, no creo que sea tanto como hacerse menos ni nada por el estilo, mas bien es nuestra forma de ser; un poco en ese contexto, algo de lo que también estoy sumamente orgulloso y me conmueve hasta el alma es la solidaridad que el pueblo mexicano puede expresar. Una muestra de esta solidaridad la encuentro en todas las acciones llevadas acabo por personas comunes y corrientes en labores de rescate y remoción de escombros en los sismos de 1985, ver colaborar obreros, albañiles, estudiantes, profesionistas para rescatar quien aún estuviera con vida, dando esperanza a quien probablemente en otro lugar, con otro pueblo no la hubiesen tenido. Me cuesta trabajo aceptar que solo en momentos trágicos es cuando se puede percibir este apoyo, por que tienen que pasar estas cosa para que salga lo mejor de nosotros.

Somos un gran pueblo, no me que queda la menor duda, el problema esta en la inconstancia que tenemos, en la decidia y apatía que muchas veces nos gana, en que en lugar de empujar al que esta delante de nosotros lo jalamos para que no avance, en fin, cuestión de mentalidad y actitud.

En estos días ha ocurrido uno de esos fenómenos que nos da una nueva oportunidad de unirnos como mexicanos, Tabasco lo necesita, sabemos que no estará solo, por que también es México.

2 comentarios:

Jerrophus VII dijo...

Conoces mis reservas sobre las "generalizaciones" en cuanto a la "identidad del mexicano", la cual pienso no es en lo más mínimo homogénea. Sin embargo, sí coincido con la idea de una "calidez" en los mexicanos. Más que una "antimexicanidad", como decía el comensal, es una apatía la que impide a los mexicanos llevar a cabo actos de solidaridad. En general, una desconfianza cultural que hace de nuestro país uno con pocos niveles de capital social. Ni modo, me diste en mi mero mole. Jaja. Abrazo.

NaD dijo...

Que puedo decir yo de un Mexico que es tan hermoso como el alma misma, tan extra;ado como los amigos y tan especial .
En principio que envidia que comiste empanadas, los q pueden ir vayan porque habemos unos que no podemos nos queda muy lejos; segundo porque eres tan chismoso y te metes en las conversaciones de las personas jajajaja; pero que bueno que puedas compartir ideas con diferentes personas. Ahora que resido en el pais capitalista numero uno, me he dado cuenta de lo mucho que me hace falta ese calor humano, la tiendita de la esquina, el metro , la magia que encierra el centro historico; todo ese conjunto que me hace sentir orgullosa y feliz; y estando en este pais he aprendido muchas cosas y notado que hay gente mexicana que le da pena hablar espa;ol, ignorancia. Y yo me siento cada dia mas orgullosa de ser mexicana y de saber q tengo identidad.
Beshosh Espin :)